miércoles, 11 de julio de 2012

Capítulo 3 : Centro de Entrenamiento



Empiezo a marearme, así que salgo a la parte de atrás del tren, un lugar en el que hay asientos al aire libre. Cuando llego allí, me llevo una sorpresa enorme... ¡Mamá está aquí sentada!

-Mamá, ¡¿qué estás haciendo aquí?!

-Me empecé a marear en mi compartimento, por eso salí aquí. ¿Por qué estás tan alterada?

-¡¡Te hemos estado buscando por todo el tren!!

-Pues estoy aquí, deja de preocuparte.

Después de pasar tanta tensión, lo único que se me ocurre es abrazarla. Cuando ella me abraza no puedo más y rompo a llorar. Ella me consuela hasta que, ya sea por la tensión acumulada o porque por fin la he encontrado, me acabo durmiendo.

Entonces empiezo a escuchar una conversación que no sé si es un sueño o es real en la que mamá habla con alguien por teléfono...

-Llegaremos mañana por la tarde.

- ...

-Ya lo sé. El retraso se debe a que mi hija se ha desmayado.

- ...

-Sí, ya está mejor. Está durmiendo en su compartimento.

- ...

- Vale Paylor, cuando lleguemos vamos directamente al lugar que nos habéis asignado.

- ...

-Está bien. Adiós.

Me despierto a la mañana siguiente con un dolor de cabeza increíble, y tampoco sé como he llegado hasta mi habitación. Decido ir al salón-comedor a tomar el desayuno. Cuando llego, mamá ya está esperándome allí sentada delante de una mesa repleta de comida deliciosa. Desayunamos y mamá me envía a mi cuarto a descansar, ya que dice que ayer me desmayé.

Me acuesto con la ropa puesta y no me despierto hasta bien entrada la tarde, cuando mamá me llama para decirme que ya hemos llegado al Capitolio.

Me acerco a la cómoda que hay en mi compartimento y que está llena de mi ropa. Me cambio de ropa a enorme velocidad y me voy con mamá a la salida del tren.

Nada más salir, nos meten a mamá y a mí en un coche con las ventanillas tintadas de negro. Después de pasar 30 minutos en coche por las calles del Capitolio, llegamos a un edificio al que mamá llama Centro de Entrenamiento. Por lo que he estudiado en el colegio, este era el lugar donde vivían los tributos antes de ser enviados a los Juegos del Hambre. Entramos en un ascensor que nos lleva hasta la planta 12. En cuanto subimos al ascensor, noto que mamá empieza a ponerse nerviosa y tensa, así que hago lo que siempre hago para relajarla, le doy un abrazo. Al abrirse el ascensor, entramos en una habitación enorme decorada de forma muy elegante. Mamá sale derecha hacia el teléfono que hay al final de la sala.

-Paylor, te pedí expresamente que NO nos trajerais a mí y a mi hija al Centro de Entrenamiento.

- ...

-Me trae demasiados malos recuerdos de los Juegos del Hambre.

- ...

-Pues más vale que lo arregléis, o cierta vencedora se irá.

Mamá cuelga el teléfono y me dice que la siga hasta nuestra habitación. Terminamos en una sala tan grande como el salón de nuestra casa. Nos ponemos rápidamente el pijama y nos acostamos. Al cabo de unas 4 horas, no puedo dormir más y me dedico a explorar el Centro de Entrenamiento...

4 comentarios:

  1. No puede seer!! Tanta intriga por saber dónde se había metido, y estaba en la parte de atrás de treeen!!!
    Pobre Katniss, le tienen que estar llegando malos recuerdos...
    Que mona es Catnip!! Como cuida a su madre!!! Y ahora que lo pienso... Catnip era como llamaba Gale a Katniss, no? Vaaaale, ahora lo pilloo!! jajaja
    Bueno, el siguiente, prontito eh?
    Besoooos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, tampoco es que haya quedado mal!
      Sip, la pusieron Catnip en honor a Gale.
      JaJaJa
      Besoss

      Eliminar