viernes, 22 de febrero de 2013

Capítulo 16 : La Caza Parte 2/2

Bueno, aquí tenéis el capítulo. Y, además...¡EL PRIMER CONCURSO DEL BLOG! (Pinchad en el enlace de la derecha)

Llevo el arco en la mano y el carcaj en el hombro. De vez en cuando oigo ruidos, pero no veo ningún animal.
-Esto es ridículo.-probablemente esté espantando animales a montones solo por quejarme en voz alta.-Necesito adentrarme mucho más.
Después de andar alrededor de un kilómetro y medio profundizando en el bosque, consigo cazar dos conejos, aunque no creo que sea una gran cena para cinco personas, suponiendo que Dylan no se aparezca por la casa.
Sigo caminando durante una hora o dos y llego a una zona del bosque totalmente abrasada. Los árboles no tienen hojas y están cenicientos.
Estoy a punto de darme la vuelta para ir a un lugar con un poco más de vida, cuando oigo unas pisadas a unos metros a mi derecha.
Instinto. Eso es lo que hace que me tire al suelo con tanta fuerza que se me escapa el aire de los pulmones. Lo recupero de mala manera y levanto la cabeza. Escucho con atención, ya que no veo a la persona que viene hacia aquí.
Por el ruido que hace al caminar, diría que es alguien varios kilos más pesado que yo, y también más alto.
Me incorporo un poco y veo el cuerpo de un hombre.
Sonrío. Mamá me enseñó a confiar por completo en mi oído y mi instinto. No me suelen fallar ninguno de los dos.
De pronto, vuelvo a oír pasos, pero el hombre sigue quieto. Eso quiere decir que viene alguien más.
Giro levemente la cabeza para ver sus caras, y se me descuelga la mandíbula: la primera persona es Gale, y la segunda, mi padre.
Me muevo despacio y salgo corriendo sin que me vean. Me pierdo dos veces, pero consigo llegar a la casa. Entro en el salón a toda velocidad y me choco con Drew. Estoy agotada y me cuesta respirar, así que voy directa al grano.

-¿Gale?
-Acaba de salir a la ciudad. Catnip, tengo que decirte algo.
Le cojo la mano y tiro de él.
-Vamos.-he recuperado un poco el aliento.-Te lo explicaré luego.
Le arrastro fuera, hacia el bosque, aunque él no hace preguntas. Mejor, porque tampoco se las sabría responder.
-Tenemos que llegar a una zona del bosque que está quemada. Después, cuando me tire al suelo, tú haz lo mismo.
-¿De verdad tengo que hacerlo? Esta camiseta es nueva, ¿sabes?
-Drew, deja las tonterías para después.
Empiezo a frenar mi carrera y me tiro al suelo. Él lo hace sin rechistar y me sigue. Repto despacio para no hacer ruido. Miro a Drew y veo que sabe moverse de forma silenciosa. Su padre debe de haberle enseñado a cazar o ha hacer trampas.
Llegamos a la zona en la que vi a Gale y a mi padre y me pongo a escuchar.

-...yo no tuve la culpa, la culpa fue tuya.
-No has venido hasta aquí solo para hablar de Prim, Peeta.
-No, pero está ligada a Katniss, a Prim y a ti.
Vale, ahora entiendo de qué va la cosa. Creo.
-No puedo estar cerca de ella porque veo en sus ojos que cuando me mira, recuerda a Prim.
-No la perdiste solo por eso.
-¿Por qué sino?
-Habla en sueños. Una vez dijo que se distanció de ti porque estabas lleno de rabia.
-No te creo. Puede que yo estuviera lleno de ira, pero he cambiado. Perderla me hizo cambiar.
-Yo solo he venido ha advertirte. No intentes nada. Es feliz conmigo y con nuestros hijos. No te necesita.
-Yo también era feliz con mi mujer y nunca he dejado de amar a Katniss. No todo tiene que ser blanco o negro.
-El que avisa no es traidor, y yo ya te he avisado. Por cierto, dile a tu hijo que se relaje un poco. Va demasiado rápido en lo que respecta a mi hija.
Miro a Drew con la disculpa grabada en mi rostro. Él me sonríe y no dice nada.
-¿Sabes que es prácticamente una copia de Katniss a su edad?
-Lo sé, aunque me gusta pensar en que he aportado algo. Cuídalas Gale.

Y se van los dos en direcciones opuestas. Ruedo sobre un costado y me quedo mirando el cielo. Me esperaba que hablaran de mi madre, pero no de mí.
Drew se apoya sobre su costado derecho y me mira.
-¿Qué ha sido eso?
-No estoy segura.-realmente no entiendo bien lo que ha pasado.-Creo que deberíamos volver.
Me siento y él pone su mano derecha en mi mejilla.
-¿Es que tienes prisa?-me acerca a él y me besa. Su mano sigue en mi mejilla, pero la izquierda se ha acomodado en mi espalda. Me aprieto más contra Drew, deseando hacer desaparecer el espacio que hay entre nosotros, aunque ya no lo haya.
Poco a poco, y sin saber como, acabo tumbada en el suelo. Se mano se aparte de mi espalda y se posa en mi cadera. Debería pararle, pero en vez de eso, se me escapa un suspiro. Él me besa en el cuello, en la clavícula y en la boca, sobre todo en la boca.
Se me escapan unas lágrimas al recordar a Sean y pongo mis manos en su pecho, empujándole unos centímetros.

-Drew, no podemos hacer esto.
-Claro que podemos.-y se lanza otra vez contra mi boca, pero le pongo un dedo en los labios-.
-Para. No quiero hacer esto. Quiero decir, si quiero, pero...no puedo.
-Pues explícate.-se aparta de mí y me ayuda a sentarme-.
-Drew, no estoy preparada.-Me pongo roja de vergüenza y sigo.-No he estado con nadie y...tengo miedo. Te quiero, pero no puedo con esto.
Se me desbordan las lágrimas otra vez  y él me da un beso en la frente.
-Tontita, si es por eso, no pasa nada. Llevo esperándote diecisiete años, así que puedo esperar un poco más. Y ahora, quédate quieta.
Se inclina y me da un beso muy suave, tan ligero como una pluma.
-Creo que esto no te hace daño, ¿verdad?
-No, la verdad es que no.-Sonrío un poco por la forma en que sus labios me hacen cosquillas al hablar-.
Él me responde con una sonrisa y otro beso. Después, se levanta y me ayuda a hacer lo mismo.
-Bueno, ¿qué es lo que tenías que contarme antes de que te sacara a rastras del salón?
-Te lo contaré más tarde. Creo que será mejor que nos llevemos la cena antes de que atraiga a algún animal y acabemos siendo la cena nosotros.
Me río a carcajadas y me mira con un brillo en los ojos.
-¿Qué te hace tanta gracia?
-Eres igual que mi hermano. Hablas del bosque como algo peligroso y prohibido, no como una fuente de alimento y refugio.
-¿Has tenido que refugiarte en el bosque?-no parece entender el motivo para hacer algo así.-¿Por qué?
-Digamos que muebles rotos y vencedores enfadados no es demasiado bueno que se junten.-le estoy tomando el pelo, pero me da la sensación de que se lo ha creído.-¡Es broma! Mi madre me enseñó un lugar en el Distrito 12, una pequeña cabaña junto a un lago, lleno de sinsajos por todos los árboles. Es un lugar mágico, y me gusta dormir allí a veces.
Me mira, todavía con el brillo de picardía que embellece más sus ojos grises.
-Hablas de ese sitio casi con respeto.
-Nací allí. Mi padre le pidió matrimonio a mi madre en ese lugar y cuando está nerviosa siempre va a la cabaña. El día que yo nací debió de estarlo, y con razón.-Me río y Drew me coge la mano-.
-Deberíamos volver. Dylan viene a cenar esta noche y no tardará en llegar, y si no le abre nadie la puerta...Bueno, no es el tío más amable del mundo cuando se cabrea.
-Entonces tengo que cazar algo más, porque solo tengo dos conejos.
-Sí, porque Sheyla come como una loba.
Empezamos a andar a un ritmo lento.
-Bueno...-dudo un momento y cierro la boca-.
-¿Bueno qué?
-Antes, cuando he ido a buscarte al salón has dicho  que teníamos que hablar. ¿Qué pasa?-le miro con cierto temor por si dice algo como <<Catnip, estás jugando conmigo, eres despreciable y te dejo>>.
Me estremezco, esperándome lo peor cuando le veo agachar la mirada.
-Ha pasado algo.-Espero callada a que él siga.-He recibido una llamada de mi ex-novia.
Intento no inmutarme, pero una mueca aparece en mi rostro.
-¿Y cuál es el problema?
-Pues...Hace un año se fue al Distrito 9 con su madre. Pero, cuando estaba hablando con ella, me ha dicho que ya no. Mi ex-novia vuelve al Distrito 2.

14 comentarios:

  1. Me he leído los 16 capítulos de un tirón! Y es tan SAFDADAFAFDADAF.
    Drew o Sean, eso si que es una dificil decisión.
    Y Gale ¿en serio? Siempre me ha caído muy bien y me ha dado mucha pena, pero le estoy empezando a coger asco D:
    Ahora me estoy mordiendo las uñas por saber que pasará. (Maldita ex de Drew)
    Bueno, que me gusta mucho la historia y la forma tan fresca y natural de escribir.
    Aquí tenéis una nueva seguidora del blog, un beso (:

    ResponderEliminar
  2. amo tus capitulos son los mejores sigue asi solo que me gustaria que involucraras mas a peeta en la historia [es mi personaje favorito]. amo tu blog ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. siiiiiiiiiiii
      yo tambien que salga peeta

      Eliminar
  3. Hola chicasss!
    Geniales soys.Vendigo a la madre que os parió.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Hola chicas.Podeis ver mi blog pinchando en mi.:)


    Besosss

    ResponderEliminar
  6. Hola chicasss.E comprovado que no se ve mi blog asique.
    www.alejandracatiolos.blogger.com.es

    Aý lo teneis.

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola! Me paso otra gez por aquí para decirte que te he nominado a un premio en mi blog, Dos cazadores en la Arena ;D
    Te dejo el link de la entrada, ¡un beso!

    ResponderEliminar
  8. Pamela mellark everdeen15 de abril de 2013, 20:20

    Está de super lujo me encanta nunca me pierdo sus capítulos como esque no hay una serie de esto sería estupendo les mando besos y gracias por hacerme feliz con su blog bye y que la suerte esté siempre de su lado jejejejejejee

    ResponderEliminar
  9. Necesito que subais mas ¡me encanta!
    Por favor no pareis de subir

    ResponderEliminar